El Pan, la base de nuestra alimentación


El Pan, la base de nuestra alimentación

Es curioso cómo algo tan sencillo como el pan, que se elabora tan sólo con cuatro ingredientes básicos (harina, levadura, agua y sal) puede mostrarnos tantas variedades a cada cual más apetitosa. Puede gustarnos más el crujiente por fuera e interior más ligero, como la típica barra, o el de miga compacta y corteza bien tostada, como la telera.

Y es que hay mucho donde elegir, baguettes, chapata, de pagés, hogaza, pan de leche…pero una cosa es segura, el olor del pan recién hecho por la mañana, el poder tomarlo cuando aún guarda algo de calor, es una de las mejores sensaciones.

Hoy en día, desgraciadamente, se encuentran en el mercado panes precocinados, con multitud de conservantes, estabilizantes y otros aditivos, listos para calentar y vender, la diferencia entre estos panes de tipo industrial y los elaborados a la antigua usanza es inmensa, en sabor, en textura, olor y sobre todo, en el efecto en nuestro organismo. Así es que recordemos siempre, el pan, además de delicioso, es bueno para la salud, siempre que no se exceda en su consumo y sea un pan de calidad.

Hay 1 comentario

Agrega el tuyo