Roscón de Reyes


Roscón de Reyes

Son muchas y variadas las versiones sobre el origen del Roscón de Reyes, pero todas llevan a la misma conclusión, la elaboración de esta pieza tan particular, que guarda una sorpresa en su interior y característica del día 6 de enero, relleno de nata, crema o a veces (aunque sea menos tradicional) trufa de chocolate, éste último quizás menos aceptado.

Para las personas que viven y sienten la Navidad es un dulce imprescindible, al menos en una ocasión al año, el día de Reyes. Aunque ya hemos hablado de las variedades que podemos encontrar, el tradicional y más solicitado es el decorado con frutas escarchadas y relleno de crema pastelera, si bien, antiguamente portaba una moneda en su interior, hoy en día esconde objetos de menor valor, como figuras o pequeños juguetes para niños, en algunos casos, caramelos o gominolas, el remate perfecto para los peques que viven esa mañana con ilusión.